27 oct. 2011

Estética vaginal


Acabo de leer que en EEUU la cirugía estética vaginal es lo más ahora. Por lo que dicen, Playboy es uno de los culpables de que las mujeres quieran unos labios gruesos y redonditos. Arriba y abajo. 

Siento curiosidad. Tecleo.¡Ahí están!. Millones de links de millones de centros de cirugía que lo ofrecen. No puedo evitar pinchar donde dice "rejuvenecimiento vaginal". Una web rosa, con flores y una tipografía muy de chicas, publicita sus procedimientos estéticos. Algunos quirúrgicos, otros no. Una en particular, lo confieso, me provoca una carcajada. Lo último: G-shot o lo que es lo mismo, ¡la ampliación del punto G!. El tantra propone lo mismo, pero a los occidentales pensar en nosotros como un cuerpo susceptible de ser excitado de pies a cabeza, y no sólo nuestros genitales, nos hace entrar en estado de pánico. Nosotros somos de los que necesitamos concretar. Así que, aceptamos que el núcleo de nuestro placer sea ¡un punto!.¡Con razón necesitamos después hacer ampliaciones!.

Por último, todos ellos afirman que estos tratamientos mejorarán mi aspecto y autoestima. Por supuesto, todo ello se "aconseja" en caso, de tener "problemas". Pero si pagas, te lo hacen. 

Este tipo de procedimientos no necesitan de la aprobación del Estado porque no contradices la naturaleza, no pretendes ser mujer siendo hombre o viceversa, sólo mejoras lo que te dio. 

Pero, ¿a quién no contradigo? ¿a la naturaleza? ¿al Estado?. Estoy replicando a la naturaleza. Modifico lo que me es dado naturalmente a través de la tecnología. Lo que no desdigo es lo que el Estado espera de mí: que sea mujer y si puede ser, deseable. Que no deseante. Sino también recetarían testorena o algún otro tipo de subidón a las mujeres que toman la píldora y se quedan sin libido. Y no lo hacen. Sin embargo, lo que sí contienen es algo que provoca un sangrado fake. ¡ Que parezca que seguimos siendo las mismas!. 

Pero, vamos a ver, ¿ A ti quién te ha dicho que tu cuerpo es tuyo?.

  
The fashion body. SHOWstudio