18 oct. 2011

Ritual dominical



Me despiertan rodando algo de un lado al otro en el piso de arriba. aún en sueños me imagino que es una cabeza. sonrío. mis vecinos son una pareja heterosexual con hijos. Gemelos. De repente, imaginarlos rodando una cabeza me hace mucha gracia. " es domingo" pienso. Sólo los escucho los domingos. Ellos están en casa y yo, también. No quiero ponerme de mal humor así que prefiero levantarme. Dentro de un rato la cabeza rodante no tendrá ninguna gracia!. 


En el cielo de octubre, sol de agosto. No hay ritual más placentero que ese momento dominical. Gafas de sol, lectura, café y nicotina!. Salgo de casa feliz. Desde que los fumadores no podemos disfrutar del cigarrito dentro de los bares han habilitado millares de terrazas y mesas destinados a ese uso. Aquí que habitualmente hace frío este tipo de espacios no abundaban. 


Cúal es mi sorpresa al descubrir que el espacio de los fumadores ha sido ocupado de nuevo, por los No fumadores!. claro, yo lo entiendo. Hace solete y es un planazo estar comiendo unos calamares y una birra mientras los niños corren libremente!. Los que querían estar dentro sin ser apestados ahora quieren estar fuera también!. Pero entonces... ¿dónde me tengo que ir yo?. La temporada de verano ha terminado!. Esas terrazas continúan ahí porque se supone que gente como yo no podemos molestar a los no fumadores. Me pregunto cual es el respeto de los no fumadores hacia nosotros. 


Una vez más, hay ciudadanos de primera y ciudadanos de segunda. 


Mi ritual dominical se ha convertido en la búsqueda de un sitio para mí. 


Termino con una café en un vaso de plástico sentada en un banco arrinconado.  


(photos): 940302.